En el mundo de la fantasía heróica es común (casi necesario) que un libro del género venga acompañado de un o una serie de mapas que sirvan como guía ilustrativa al lector para acompañar a nuestro héroe (o heroes) en su trayecto, así como conocer un poco más el mundo desarrollado en la lectura.

Estoy completamente seguro que una historia de fantasía épica es más compleja que cualquier otra historia de ficción, porque a diferencia de otros géneros, aquí debes inventar completamente un universo: Un mundo, su geografía, sus habitantes, su evolución histórica, su forma de gobierno, sus costumbres, su lenguaje, otras formas de vida... todo lo que el autor necesite para contar su historia de la forma más completa posible.


No estoy muy seguro de si fue por las críticas que leí en internet (las cuales, en su mayoría despedazaron la película), o por mi poco conocimiento acerca del mundo de Warcraft (no el MMORPG, si no la historia en sí, desde Warcraft 1), pero lo cierto es que acudí al cine con poca esperanza de ver una buena película. Me alegro de haber estado equivocado.