Los Jinetes de la Muerte (Warhammer), de Dan Abnett

, | Sin comentarios
Es muy común en la literatura de fantasía contar con novelas y sagas completas que generen productos derivados de sus universos como videojuegos, marcancías o juguetes y por su puesto libros ambientados en sus universos. Esto es de lo más frecuente, ya que estos mundos son una excelente fuente de narraciones de corte fantástico. Muchas de las obras reconocidas del género tienen su escenario en los mundos de tales juegos.

Si hacemos un análisis rápido, podemos nombrar sin mucha dificultad a Warcraft como el representante del género en los videojuegos, y también a Dungeons & Dragons en los juegos de mesa y en cuanto a los sets de juegos en miniatura, tenemos a Warhammer

Incluso en muchos casos, son las propias novelas las que obtienen una mayor popularidad que el juego mismo en el cual se basan (claro, dependiendo de la parte del mundo en donde uno se encuentre).

En México la colección de Warhammer llega de la mano de Timunmas, editorial encargada de publicar las historias de Warhammer Fantasy y Warhammer 40K, y que pone a nuestra disposición una vasta colección de sagas y novelas sueltas que nutren de información y dan forma a la historia del mundo en donde se desarrolla. Y precisamente, la obra que hablaremos hoy resulta una de estas novelas sueltas.

Obra del escritor británico Dan Abnett (muy conocido por sus obras dentro de este universo) Los Jinetes de la Muerte se desarrolla en la región norteña de Kislev (la versión de rusia de Warhammer, por así decir), una región inhóspita de estepas deshabitadas y población tecnológicamente atrasada en comparación con las grandes ciudades del Imperio o los majestuosos castillos de Bretonia.



Es en Kislev donde se desarrolla gran parte de la historia y en donde acontecimientos importantes están a punto de ocurrir: hordas de sirvientes del Caos se prestan a invadir los territorios en dirección al sur, justo hacia el Imperio, y cuyo emperador Karl Franz, ha enviado a sus ejércitos a repeler al enemigo antes de que éste arrase con los dominios de sus aliados Kislevitas.

Será en este ambiente en donde encontraremos a los dos protagonistas de la historia: por una parte tenemos a un portaestandarte de alta cuna, cuyo ego, deseo de gloria y ambiciones se verán afectados por la guerra que se avecina, la soledad y por la propia región, tan bella como implacable. Por otro lado tendremos a un corneta de baja cuna, pero dotado de gran conocimiento e ilustrado en distintos campos como el de la lectura y escritura, que le han ganado toda la posición posible dentro de su regimiento y cuya lealtad y conocimiento serán puestos a prueba por los acontecimientos de los cuales será parte y que terminará por llevar a ambos protagonistas a distintos bandos con culturas diferentes.

Los Jinetes de la Muerte resalta en una lectura interesante y de fácil digestión, sin duda entretenida por el conocimiento que aporta al lector sobre la vida en esta parte del mundo, así como las creencias de los habitantes y la cultura de los pueblos que en ella habitan, muy poco abordadas en otros libros de la serie, y siempre desde el punto de vista del ojo extranjero de los protagonistas lo que da un toque extra al libro.


 De ahí también destacar la asimilación que hacen los dos protagonistas a las culturas (la kislevita y la del caos) del norte y el aprendizaje que los dos protagonistas hacen a partir de las experiencias y de lo que hay más allá de lo que percibe el ojo de un imperial sobre estas culturas "bárbaras". La forma en la que los protagonistas terminan en cada bando, será también determinante para el punto de vista que ellos desarrollan.

Pese a todo, aun así hay algunas observaciones que resulta imposible omitirlas. Aunque el inicio es rápido y sin rastros de 'relleno', conforme se avanza en la lectura, ésta se torna aburrida, a causa de la falta de acción, y uno que otro golpe de suerte demasiado forzado a mi gusto. También hay que señalar que el final resulta muy apresurado en comparación con lo largo que resulta su preámbulo, así como demasiado frío, y con falta de gloria en el climax de la batalla. Al final terminé con una sensación de "pudo haber sido un poco mejor" y con ganas de más por lo flojo del final.

No obstante, y a pesar de su final, me quedé con una excelente sensación porque su final no afecta el resto de la novela la cual, es en general excelente. Jinetes de la Muerte fue la primera novela con la que me interné en el mundo de Warhammer, cuyas historias y libros inevitablemente hacen que las comparemos con las historias de D&D, aunque obviamente con un toque más adulto y serio, lo cual es de agradecer.

Jinetes de la Muerte no solo es uno de las mejores historias de la colección de Warhammer, si también una de las mejores historias de Fantasía heroica que pueden ser contadas en un solo libro. Por lo cual no puedo más que recomendarla, especialmente si deseas internarte en los libros de la colección de Warhammer.

0 comentarios:

Publicar un comentario