Medio Rey, de Joe Abercrombie (trilogía del Mar Quebrado)

, | Sin comentarios

Brinqué, lloré y grité de emoción en plena librería cuando lo ví en el estante de "Nuevas Adquisiciones". ¿Saben lo dificil que es conseguir un buen libro de fantasía en México? No vivo en la capital del país, y aún no tengo la economía suficiente para comprar los libros en las tiendas en línea Españolas.

Así que comprenderán que no me importó hacer el rídiculo al ver este libro. No solté, gasté todos mis ahorros (que por cierto, es lo único que había en mi cartera) y tuve que prestar dinero para conseguirlo. También tuve que tomar un dificil decisión entre comprar éste o Aurora de Kim Stanely Robinson. 

Mi amor por la fantasía heroica pudo más que mi cariño a la ciencia ficción. Pero al fin pude tener en mis manos Medio Rey, de Joe Abercrombie.



Medio Rey es el séptimo libro (si contamos los independientes) del autor británico Joe Abercrombie, quién ya se ha hecho una reputación como uno de los nuevos titanes de la Fantasía heroica gracias a sus anteriores obras, especialmente la trilogía de La Primera Ley.

En él nos encontramos a Yarvi, un aprendiz de monje que en el día de su iniciación se entera de una noticia que cambia su vida por completo: su padre y su hermano mayor han muerto. La noticia de su muerte no es tanto impacto como el hecho de que su padre es el Rey de Gettlandia y su hermano el heredero, lo que convierte a Yarvi en el nuevo rey.

El problema es que Yarvi piensa que no está preparado para reinar.... y no es el único.

La mayoría de sus súbditos no lo quieren por una sencilla razón: tiene una mano deforme. No sería algo extraño de no ser porque la sociedad gettlandesa tiene una cultura muy semejante a la vikinga en donde se piensa que un buen rey debe ser un excelente guerrero, cosa que Yarvi jamás será pues no puede empuñar una espada y sostener un escudo al mismo tiempo.

A esta situación hay que sumarle el hecho de que Yarvi es un joven tímido que prefiere los libros sobre las armas. Su madre, la Reina Madre Odelia es fría con él por lo que sólo puede encontrar apoyo ocasionalmente en su tío Odem, la madre Gundring quien es su mentora y la joven princesa Laithlin.

Así Yarvi tiene que reinar en un mundo donde todos parecen estar en su contra y en el que no está preparado. Sin embargo esto no es motivo para jurar vengar la muerte de su padre y hermano... al menos hasta que ocurren los hechos que se desarrollan en la novela.

Si ya leyeron algún libro de Abercrombie entonces ya saben de su calidad, pues no solo destacan sus personajes muy bien desarrollados y con personalidades bien marcadas, si no también el ritmo que llevan sus novelas y la madurez, violencia y humor sarcástico con el que están escritos.


Aunque Medio Rey presenta una estructura más apegada a las historias de Fantasía juvenil, me alegra decir que aquí también encontraremos todas esas cualidades que caracterizan a este gran autor.

Me alegra decir que Medio Rey no es tan Young Adult, y a medida que se avanza en la lectura el estilo Abercrombie se va haciendo cada vez más presente hasta dominar por completo al final de la novela. 

El inicio es muy rápido, la introducción que resumí líneas arriba ocurre en los primeros 4 capítulos, así que para la página 50 ya estamos de lleno en la historia principal.

Algo que encontré curioso es que, a pesar de que la sociedad descrita en el libro es similar a la vikinga durante el medioevo, las mujeres tienen un rol importante en la historia que se desarrolla alrededor de Yarvi.* 

De hecho, los dos personajes que más llaman la atención son precisamente mujeres: Sumael (debo hacer especial mención de su genial diálogo con los soldados vansterlandeses) y especialmente Shadikshirram como la villana de la primera parte del libro que brilla en cada capítulo y deja mal parado al villano principal (tanto en desarrollo como carisma pues la llegas a odiar tanto y a la vez la extrañas cuando no está). ¡Vaya! estas dos chicas se roban con mucha facilidad el protagonismo en más de un capítulo. 



El único personaje femenino que decepciona es la Princesa Laithlin pues su personaje daba para más teniendo en cuenta la evolución que tiene porque incluso la Reina Madre juega un papel importante hacia el final de la historia. 

Las únicas dos objeciones que tengo sobre el libro son la falta de elementos fantásticos (sólo vemos que hablan de runas élficas, torres malditas y aguilas y cuervos parlanchines... y hasta ahí) y algunos giros predecibles en la trama (¿Qué quien diría que estaba a su lado todo el tiempo?, si ya lo leyeron lo entenderán).

Bueno ok, lo último lo resuelve Abercrombie al final del libro de una manera inesperada que no pude más que aplaudir (y quedar impactado porque, aún cuando antes de la batalla final hay una pista que lo infiere de manera leve, en serio no esperaba eso).

Por lo demás, el libro es genial en todo el aspecto de la palabra y demuestra que Abercrombie es un autor de confianza. Claro no supera a su anterior trilogía o sus novelas independientes, pero definitivamente  Medio Rey es una obra que todo amante de la fantasía debe leer (lo has vuelto a hacer Abercrombie).

0 comentarios:

Publicar un comentario